RECETA #1: El Cambio de Rol

Según la RAE rol se define como «función que alguien o algo desempeña», por tanto, el cambio de rol se trata de cambiar nuestra función habitual por la función desempeñada por otra persona, ya sea real o ficticia. 

En creatividad, el cambio de rol es, probablemente, la más socorrida de las recetas. Nos puede sacar de un apuro en cualquier momento y sólo se necesita la imaginación para llevarla a cabo. ¿Qué más se puede pedir?

La podemos cocinar para una persona o para varias (no demasiadas, porque entonces el sabor del rol se diluye y los resultados pueden ser contrarios a los deseados). En este caso, y parafraseando a Jack El Destripador, iremos por partes. Así que, empezaremos por la receta para un comensal.

Esta receta ha sido enriquecida a través del tiempo hasta desembocar en variadas y sofisticadas fórmulas de preparación y presentación. Entre ellas están el Juego de los súper héroes; los Dioses Griegos o, a mi juicio, la más inteligente y estudiada: «Seis sombreros para pensar», que aprenderemos a cocinar en próximas entregas de este recetario.

Pero antes, vayamos al origen:

Receta del Cambio de Rol

Ingredientes (para un comensal)

  • Necesitamos un buen asunto a resolver, ya sea diseñar un logo o una identidad corporativa; abordar la creatividad de una campaña; empezar una novela o emprender cualquier actividad que requiera de nuestro esfuerzo creativo para desbloquearse y fluir.
  • Definido el asunto, procedamos a encontrar la inspiración, el modelo, la imagen en la que poder mirarse y para eso necesitamos otro rol diferente al nuestro. Se pueden encontrar roles de la casa entre nuestros amigos, conocidos, compañeros, vecinos, cuñados etc. que de un modo u otro, sean en su modo de actuar y solucionar las cosas, una buena referencia para nosotros. Pero también, se pueden encontrar roles envasados de excelente calidad entre los personalidades de todas las épocas (pintores, escritores, actores, músicos…) o, y aquí viene lo más divertido, entre los personajes ficticios que habitan en los libros, las películas, las series…

Tanto los roles de la casa como los roles envasados son gratuitos, frescos y con calidad de temporada, pero por sugerir, yo prefiero estos últimos ya que siempre están a mano y tienen pocas posibilidades de echarse a perder.

Imagen cambio de rol copia

Elaboración

Elegido pues el rol a representar llega el momento de la elaboración. Para eso sólo vamos a necesitar una buena pregunta. Estoy segura que cada uno tendréis la vuestra, pero a mí  me suele dar muy buen resultado empezar de esta forma: Si yo fuera X ¿Cómo resolvería (diseñaría, escribiría, fotografiaría… etc.) esto? o bien, ¿Qué haría X en esta situación?

Como todo en la vida, puede que las respuestas no sean las deseadas al principio. Puede que les falte sal, o rebosen azúcar, o simplemente no sepan bien. Tranquilidad, es cuestión de práctica. Volvamos a formular la pregunta y si seguimos sin obtener resultados, no hay que amargarse; siempre podemos elegir otro rol. Recordad que son gratis.

El propósito real de esta receta no sólo es nutritivo, es medicinal, ya que se trata de LIBERAR nuestra imaginación de limitaciones y auto censuras. Y además, ni engorda, ni empacha. (Salvo que hayamos adoptado vicios nefastos del rol en cuestión que impliquen excesos poco recomendables).

imagen vino

Resumiendo:

Receta Cambio de Rol2-03

Próximamente: EL CAMBIO DE ROL para varios comensales.

Anuncios

4 comentarios en “RECETA #1: El Cambio de Rol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s