Receta #5: Las cosas que nunca existieron

Hay un mundo a la vuelta de la esquina de tu mente, donde la realidad es un intruso y los sueños de hacen realidad… Puedes escaparte a él a voluntad. No necesitas contraseña secreta, varita mágica ni lámpara de Aladino; sólo hace falta imaginación y curiosidad por las cosas que nunca existieron.

Así, de esta forma tan poética, se presenta la Enciclopedia de las cosas que nunca existieronun libro que descubrí por casualidad cuando era muy joven y que ahora es una de las joyas de mi modesta biblioteca. Tanto insistí en los años sucesivos para que me lo regalaran que al final me cayó en Reyes. Debo de reconocer que a día de hoy tiene las sobrecubiertas agrietadas y su brillante encuadernación a punto de soltar los hilos, pero eso es bueno para un libro. Eso es que se ha querido mucho.

Adentrarse en las cosas que nunca existieron es aceptar la existencia de nuestros arquetipos más profundos como forma de vida e inspiración: las cosas del cosmos, del cielo y el subsuelo, del inframundo o de la magia y la invención, descritos en texto e imagen de una manera impecable.

Lo podéis encontrar en el siguiente enlace. (Los habrá mucho más baratos de segunda mano, es sólo cuestión de buscar)

Enciclopedia de las cosas que nunca existieron (Cuentos, Mitos Y Libros-Regalo)

libro

libro2

Investigando sobre esto me encontré con este otro libro: The Creative Tarot: A Modern Guide to an Inspired Life by Jessa Crispin (2016-02-16) una recopilación de consejos para abrirse a la creatividad a través de las cartas del Tarot.  22 Arcanos Mayores y 56 menores que representan una realidad arquetípica muy próxima a la fantasía pero no por eso lejana de la razón. De momento, no lo he encontrado en español. Está recomendado por el blog de Shutterstock, así que algo de caso habría que hacerle.

1458865741522
Interesante reseña de este libro (en inglés) aquí

Con todo esto vengo a compartir un secreto importantísimo para abandonarse a la creatividad y es atreverse a no juzgar todo aquello que nos parezca extraño, raro o simplemente increíble. No hace falta hacerse de una religión o convertirse en un iluminado para descubrir nuevos mundos. Se puede hacer desde la más confortable racionalidad, desde el cartesianismo más esforzado. Basta con mirar más allá de lo que siempre hemos considerado “lo correcto”.

No hay nada más nutritivo para alimentar nuestra creatividad que abrirse a historias inventadas dentro de mundos imposibles donde la realidad se desvanece y lo que creemos lógico o de sentido común nos muestra otras realidades mucho más ricas e interesantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s