#RECETA 07: ¡A BAILAR!

Pues sí, a bailar, a leer, a escuchar música, a hacer deporte, a cantar, a tocar, a escribir… A hacer todo aquello que pueda servirnos de inspiración y para lo que nosotros, diseñadores e ilustradores no tenemos por qué estar necesariamente dotados.

No he hecho ningún estudio sobre cómo me han influido el tipo de música o el género de cine en los temas de mis ilustraciones, pero está claro que han sido ingredientes indispensables a la hora de activar la creatividad.

Recuerdo a un antiguo colega de profesión que se dedicaba en sus ratos libres a hacer carteles minimalistas de ópera. Una ex profesora de dibujo ponía diferentes melodías para inspirar a sus alumnos y ver qué resultados obtenían en sus trabajos.

En esta entrada os propongo un experimento: ¿Qué tal diseñar un cartel o hacer una ilustración en base a vuestra música favorita? Seguro que tenéis resultados asombrosos.

Durante mucho tiempo el tango ha sido para mí una gran fuente de inspiración; con los años aprendí a bailarlo, pero con mucha menor fortuna que a dibujarlo. El hecho es que soy mucho más hábil con los lápices que con los pies y sin embargo, aprender sus pasos, su musicalidad, me dio la soltura suficiente para expresarlo de forma plástica.

Montaje Tango
Un apunte sobre tango y las ilustraciones posteriores que ahora se venden en las principales agencias de microstock.

Esto es válido para cualquier baile ¿os gusta el swing? ¿el rock? ¿el flamenco? Ni siquiera hace falta que vayáis a una academia, afilad el lápiz, sacad el cuaderno de apuntes y poneos delante de algo tan asequible como los vídeos de YouTube. Tomad apuntes del natural en movimiento, como si estuvieráis ahí, interprentando una y otra vez lo que los bailarines hacen. Os aseguro que con la práctica vuestros movimientos sobre el papel saldrán solos, de forma espontánea.

Montaje Belly Dance

Me gusta ilustrar sobre baile porque me pone de buen humor, me reactiva; y además, ahora, puedo sacar partido de mis ilustraciones a través del microstock. No hay nada más sorprendentemente satisfactorio que poner música y dibujar lo que escuchas. Es como bailar sobre una hoja de papel. 

Receta A Bailar

Receta “Bailar sobre una hoja de papel”

Ingredientes:

  • Música al gusto
  • Vídeos y tutoriales de danza, películas musicales, academias y gente bailando por la calle, etc.

Elaboración:

  • Escucha la música y haz apuntes rápidos en movimiento. No te pares en los detalles.
  • Observa a los bailarines e intenta después hacer bocetos de memoria.
  • Si es necesario, congela las imágenes y aprecia las poses, los gestos. Hazlos tuyos. Míralos como si fueras a bailar, no como si fueras a dibujar.
  • Te garantizo que cuando domines un poco la receta, nunca te cansarás de hacerla. Es altamente adictiva y una forma excepcional de levantar el ánimo. Comprobado.
Anuncios